Mazinger Z

Mazinger Z. Pronúnciese “Machinga seto”. ¡Qué gran ilusión me ha hecho encontrarme a Mazinger en Akihabara!. La “Electric City” de Akihabara es una de las zonas más típicas de Tokio. Hoy domingo por la mañana era digno de visitar. Es la zona donde se ubican las tiendas de oportunidades electrónicas, de juego y hobbies. Escribiré otra entrada dando más detalles. El protagonista de ésta es Mazinger.

Tras cruzarme estos días por las calles con muchos sosías de Koji Kabuto, encontrarme hoy cara a cara con Mazinger me ha remontado a la infancia. En concreto a mi Primera Comunión. Recuerdo perfectamente la que debe ser mi primera “gran frustación”. A la edad de 7 años, un 2 de Junio. La Primera Comunión nos hacía mucha ilusión a esa edad. Entre otras cosas, era el día en el que esperábamos tener nuestro primer reloj. En esa época, un reloj digital japonés. Creo recordar que era un Casio, el más popular de la época. Tengo la imagen en la memoria. Gris, pantalla agrisada en medio de un marco negro, muchos botones y uno iluminaba la pantalla con una luz anaranjada. El reloj era el regalo de los padres. Pero en ese día yo esperaba un regalo muy especial. Además del reloj, un amigo del colegio me había prometido regalarme un Mazinger Z tamaño real!

Sí, ahora no recuerdo su nombre, pero el chaval llevaba tiempo explicándome que su padre tenía todos los personajes de Mazinger Z en tamaño real en su casa. Y que para mi Primera Comunión me regalaría un Mazinger Z. Podéis imaginar cómo yo estaba. Sólo esperaba que este amigo llegase a la fiesta y me trajese este regalo. Estaba un poco preocupado porque no sabía dónde lo meteríamos en casa, pero éste era un detalle menor. ¡Yo quería mi Mazinger Z!. Quería montarme en su cabeza y manejarlo como hacía Koji Kabuto.

Supongo que a estas alturas de la historia ya os imagináis cómo acabó la historia. Acabé el día con un libro cómic de Mazinger Z (el anuncio del “Un Palo!” es altamente descriptivo). La mezcla de desilusión, decepción y rabia hizo que no dijese nada en ese momento. Creo que balbuceé algunas palabras interrogativas. Me quedé en silencio mirando el cómic un buen rato. Por suerte, era una fiesta, había mucha gente, muchos amigos y familiares y volví de nuevo a divertirme…pero ya véis, lo tengo grabado en la memoria.

Hoy puedo decir que me he resarcido. No sólo he hecho la foto al Mazinger de 1.80m, sino que, ojo, me he comprado uno de segunda (o decimoquinta mano) de un tamaño majo. Lo he encontrado por pura casualidad, buscando los Doraimons, Tsuneos y Sishukas para mis hijos, en una pequeña tienda destartalada, caótica y adorable llamada “The Golden Age”. El tipo de la tienda ha tenido que retirar varios muñecos y juguetes para encontrar el datáfono. Os dejo una foto de mi adquisición

Imagen

Imagen

Anuncios

4 pensamientos en “Mazinger Z

  1. Hola, si quieres un Mazinger casi real puedes ir hasta Tarragona, en la urbanización Mas del Plata del pueblo de Cabra de Camps hay una reproducción de 10 metros de altura. Si quieres enviame una dirección de mail i te passo fotos. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s