Where the Streets have no name!

Tokio. Qué gran ciudad!

Dani viajó por Europa durante 32 semanas en 2013. Yo lo hice durante 26. Llevamos años viajando a nuevas ciudades europeas a las que nos adaptamos rápidamente. Ambos hemos estado en Asia con anterioridad. En principio, todo indica que tenemos una cierta experiencia en viajar. Pues bien, en Tokio, amigos, el complejo de Paco Martínez-Soria se ha apoderado de nosotros.

Tokio te pone a prueba. Y más si tienes entre 4 y 5 reuniones por día y sabes que es inadmisible llegar tarde. Imaginaos el reto: una megaciudad de 13,2 Millones de habitantes, 35 líneas de Metro, algunas con sentidos diversos, estaciones inmensas con inacabables pasillos y enlaces, rótulos en japonés y su versión pequeña en inglés, nadie hablando inglés y “last but not least” sin callejero. En tokio, amigos, en Tokio….LAS CALLES NO TIENEN NOMBRE. Os acordáis de la canción de U2 “where the streets have no name“? No lo había pensado nunca pero ahora creo que se inspiraron en esta ciudad.

Hoy es sábado por la mañana. Me he despertado descansado por primera vez en todo el viaje. Los cambios de horario y el ritmo han provocado que ninguna noche hayamos podido dormirnos o despertarnos a una hora normal. Hoy he podido dormir 7 horas. Estaba agotado. Y en gran parte, estos tres últimos días, es por el estrés que nos ha generado esta ciudad. Las reuniones son seguidas. Tenemos la dirección escrita con indicaciones. Ahora hemos pedido que nos las escriban en el hotel en japonés. En la calle no podemos conectarnos a google maps con el móvil puesto que todos los wi-fis públicos están cerrados con contraseña. Existe una aplicación para conectarse a wi-fi pero es para un reducido grupo de localizaciones. Aunque pudiéramos, google maps suele dar varias versiones de una misma dirección. No podemos preguntar a la gente por la calle. El conocimiento del inglés és ínfimo. Las direcciones de las oficinas se basan en el nombre del edificio. Las direcciones tienen el número de distrito, barrio y luego el nombre del edificio. Alucinante. ¡Y la gente es capaz de llegar a los sitios!. Bueno, no siempre. Algunos japoneses nos han confesado que muchas veces no saben llegar a las oficinas de sus clientes la primera vez..

Para gestionar estos moments de estrés necesitamos recurrir más de una vez al taxi. Pero incluso utilizando el taxi, no es garantía de llegar al sitio certero. En un par de ocasiones nos han dejado en otras ubicaciones. Cerca, pero no la correcta. Entonces nos entra el ataque de pánico. Empezamos a buscar alguna persona que hable un mínimo de inglés. En muchas ocasiones es imposible. Entonces, con gestos, dibujos y muecas logramos pedirle que nos acompañe al sitio de la dirección.¡Y funciona!. Los japoneses están siendo muy serviciales. Dejan de hacer lo que están haciendo y te acompañan o te enseñan por google maps la foto del edificio que buscas mientras te indican cómo llegar.

Os confieso que este estrés por llegar puntual al mismo tiempo que gestionar la incertidumbre del destino me ha hecho perder los nervios en más de una ocasión. Hoy recuperaremos la calma

 

Anuncios

3 pensamientos en “Where the Streets have no name!

  1. Bueno. Tras el fin de semana practicando sin la presión de la agenda, hoy lunes me alegra deciros que ya somos competentes en el metro de Tokio. Ya hemos entendido la lógica y todo ha ido más “suave”. Queda demostrado que necesitábamos una fase de “aclimatación”

  2. Pingback: Crónica de un desespero | Netquest Asian Tour 2014 by Joaquim Bretcha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s